Quantcast

Crisis humanitaria en Puerto Rico requiere asistencia de EEUU


Redacción El Sol | 9/28/2017, 6 p.m.
Crisis humanitaria en Puerto Rico requiere asistencia de EEUU
Puerto Rico recibirá el apoyo económico de Estados Unidos por 180 días para su reconstrucción | Foto Cortesía

Tras el paso del huracán María por la isla de Puerto Rico, el territorio estadounidense sufre una crisis humanitaria sin precedentes. Unos 3.4 millones de ciudadanos americanos en Puerto Rico se encuentran sin energía eléctrica, sin agua potable, sin comida, ni comunicaciones lo cual dificulta la labor de rescate por parte del gobierno.

Al momento, el desastre ha cobrado 20 vidas y se espera que la cifra de muertos aumente. Ademas, más de 70,000 se encuentran en peligro de inundación si la represa en el noroeste del territorio colapsa. Hay múltiples informes de saqueos en violación al toque de queda decretado por el Gobernador Rosselló, y la población teme que Puerto Rico no reciba la ayuda que necesita. Aunque el Presidente Trump ha declarado a la isla como zona de desastre, y la agencia federal para el manejo de emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) se encuentra en el territorio evaluando los daños, la magnitud del desastre requiere urgente acción de parte del gobierno de Estados Unidos.

“Nunca en la historia de Puerto Rico o Estados Unidos se ha visto un huracán tan fuerte que dejara sin luz, agua, comunicaciones, ni combustible”, afirmó el Dr. Juan Declet-Barreto, líder climático de Voces Verdes. “Las medidas que ha tomado el gobierno de Estados Unidos no son suficiente para proteger las vidas de millones de ciudadanos americanos y se deben hacer más”.

Voces Verdes aplaude la decisión del Presidente Trump de incrementar al 100 por ciento el nivel de financiamiento para la limpieza de escombros y medidas de protección en emergencias por parte de FEMA en Puerto Rico. Voces además hace un llamado al Presidente y al congreso a tomar inmediatamente las siguientes medidas para garantizar la seguridad de la población en Puerto Rico:

-Ordenar que el Departamento de Defensa provea helicópteros y otros recursos de auxilio y rescate a Puerto Rico.

-Proveer un paquete económico de emergencia inicial al territorio estadounidense para responder a la crisis inmediata.

La prioridad ahora es salvar vidas y reestablecer servicios básicos. Una vez concluída ésta tarea, la reconstrucción de la red eléctrica y otra infraestructura en Puerto Rico debe ser sostenible y resistente a inundaciones y los efectos del cambio climático.

“Ésta tragedia brinda la oportunidad de reconstruir la infraestructura de agua y electricidad en Puerto Rico de manera sustentable y resiliente. El cambio climático está causando huracanes como María, más intensos y devastadores. Por eso Puerto Rico y áreas costeras deben reducir la vulnerabilidad en ambos sistemas y así asegurarse de que están preparados para enfrentar los retos climáticos futuros.” declaró Luis Martínez, Director de Energía para el Sureste de NRDC.