Quantcast

Nuevas tecnologías ayudan a abuelos a vivir solos, y sin riesgos


Gabi Redford | Kaiser Health News | 4/3/2018, 11:50 a.m.
Nuevas tecnologías ayudan a abuelos a vivir solos, y sin riesgos
Carol Smith controla las luces y el termostato de su casa con Amazon Echo. Puede pedirle a Alexa que le recuerde tomar una medicación, o incluso que llame y pida ayuda. “Le ofrece una gran independencia”, dijo su esposo Ray (der.). “Si por alguna razón tengo que salir, ella puede funcionar por sí misma”. | Cortesía de la familia Smith

Nancy Delano, de 80 años, de Denver, Colorado, no planea vivir a un ritmo más lento en el corto plazo. Todavía conduce al cine, teatro y a cenas con sus amigos. Como enfermera retirada que atendió a adultos mayores, y que ahora vive sola, también sabe que "cuando llegas a cierta edad, puede de un momento a otro ocurrir una emergencia". Por eso, cuando su hijo, Tom Rogers, le propuso instalar un sistema de monitoreo remoto, no lo dudó.

Con sensores de movimiento colocados en toda la casa, Rogers puede ver si su madre se está moviendo, si está durmiendo (o no), si olvidó cerrar la puerta y, en base a un algoritmo sofisticado que detecta patrones de comportamiento, puede saber el nivel de actividad de su madre, o si sus hábitos alimenticios han cambiado significativamente.

"Nos da mucha tranquilidad a los dos, especialmente a medida que envejece y quiere vivir sola en su casa", dijo Rogers, quien vive cerca de Washington, DC, a cientos de millas de su madre.

Por $45 a $60 al mes (más una tarifa inicial de $100 a $200), el Sistema de Bienestar de Alarm.com es mucho menos costoso que opciones como contratar a una persona que la cuide en el hogar o trasladarla a una comunidad de retirados. El costo promedio de la atención en un hogar puede superar los $95,000 al año, y la asistencia y el cuidado en el hogar alcanzan los $45,000 anuales, según un informe financiero de 2017 de Genworth.

Los costos exorbitantes de los hogares y las instituciones de vida asistida están impulsando las ventas, y la innovación, en el mercado tecnológico, dijo el doctor Eric Topol, director del Scripps Translational Science Institute y autor de "La destrucción creativa de la medicina: cómo la revolución digital creará una mejor atención médica".

Para muchos, la tecnología ofrece no solo las herramientas que necesitan para continuar viviendo en casa, sino también una confianza renovada, y la conexión con familiares y amigos que viven lejos.

Topol lo llama "independencia supervisada", algo que está cambiando cómo los adultos pueden envejecer en los Estados Unidos. "La gente quiere ser autónoma, independientemente de su edad", dijo.

Ese fue el caso de Carol Smith, de 83 años, quien vive en la comunidad de retiro Carlsbad by the Sea, en Carlsbad, California, con su esposo, Ray, de 84. "Estoy en una silla de ruedas, por lo que dependo mucho de mi esposo", contó la mujer.

En febrero, los Smith comenzaron a usar Amazon Echo a través de un programa piloto para personas mayores. Carol ahora puede controlar las luces y el termostato de su casa. Puede pedirle a Alexa que le recuerde tomar medicamentos, llamar a su hermano, e incluso pedir ayuda.

"Le da una gran independencia", dijo Ray. "Si por alguna razón tengo que estar lejos, ella puede funcionar por sí misma". La mantiene a salvo, independiente y a salvo ".

Es posible que las tecnologías de asistencia por voz como Amazon Echo, Google Home y HomePod comiencen a desempeñar un papel más importante al ayudar a las personas mayores a envejecer, en especial cuando se combinan con aplicaciones específicamente diseñadas para adultos mayores, predijo Majd Alwan, director ejecutivo del LeadingAge Center for Aging Services Technologies (CAST). Por ejemplo, AskMarvee se integra con Amazon Echo a través de un portal en línea que permite que las personas mayores se conecten de inmediato con sus familiares para que sepan de ellos, o si algo grave está sucediendo. (La aplicación básica es gratuita, las versiones premium cuestan $15 o $20 por mes).