Quantcast

En el 2018 la agenda latina crece y se fortalece


Perla Lara | 1/11/2018, 8:47 a.m.
En el 2018 la agenda latina crece y se fortalece
El representante Angel Cruz | Foto Cortesía

Desde hace un par de años el tema de la inmigración ha tenido un papel protagónico en los debates políticos y la opinión pública.

Y aunque la migración desde Asia ha sido la que más ha predominado en el pasado reciente, e inclusive son más los mexicanos que regresan a su país que los que inmigran a los Estados Unidos, hay un ataque frontal en contra de la inmigración en especial latina y un movimiento creciente para hacer “América Blanca de Nuevo”.

Por inercia y por ignorancia, el discurso anti migrante sigue permeando a todos los niveles e inclusive entre nuestra propia comunidad.La desinformación es una de las principales armas, y para prepararse mejor, saber discernir la información entre falsa y verdadera, es necesaria una buena educación de base.

Filadelfia tiene es su agenda una mejoría sustancial en todo sus sistema de educación, y tanto la ciudad está dispuesta a defender el financiamiento para los centros de educación prescolar, como los activistas, miembros del distrito escolar y políticos están dispuestos a empezar los grandes cambios reformatorios para una educación que pase de estar rezagada, a ser una educación a la vanguardia.

Inversión es una de las claves fundamentales, y al respecto se hizo recientemente el anuncio de parte del Representante Estatal D-Phila Ángel Cruz, que tras la aprobación de la Oficina del Presupuesto, se otorgó una subvención de $ 1 millón a ASPIRA Community Enterprises para construir nuevas instalaciones en Pantoja CharterSchool en Filadelfia.

"No tengo dudas de que estas nuevas instalaciones ayudarán a nuestra comunidad a crecer más sana y más fuerte, y reafirmarán la conexión entre la escuela y el vecindario", dijo Cruz. "Me alegra que hayamos podido asegurar este financiamiento que permitirá a ASPIRA continuar haciendo un trabajo increíble para nuestros niños y jóvenes" declaró Cruz.

Escuelas multiculturales que valoren la riqueza de la diversidad y el bilingüismo, coadyuvan a que los jóvenes latinos se sientan más empoderados en su identidad compuesta.

Además por los efectos del huracán Maríael incremento de la matrícula de niños y jóvenes puertorriqueños no solo ha impulsado la contratación de maestros bilingües. Esto puede ser una excelente oportunidad para que el español sea un idioma al que se le dé la importancia que tiene, no solo a nivel local, sino nacional e internacional.

Combate a la pobreza

Otro de los objetivos de la ciudad es el combate a la pobreza, sabemos que eso no se hace sin generación de empleos y la inversión. La Cámara de Comercio Hispana tiene dentro de sus objetivos para este año, el potencializar los negocios miembros por lo que anunciótambién su proyecto para subir al siguiente nivel y obtener mayores ganancias con el reto del millón de dólares “Million Dólar Challenge” ya que son muy pocos los negocios hispanos que superan el millón.

Por su parte el director de Bienestar Social de Filadelfia, Michael DiBerardinis recientemente recordó los esfuerzos de este Departamento para mejorar la calidad de vida de los habitantes en los vecindarios de Kensington y Fairhill, donde la Ciudad gastó decenas de millones de dólares.

Sin embargo el combate a la pobreza,a las adicciones y a la violencia que a menudo se acompañan tiene que ser integral y empezar por reconocer el aporte emprendedor de los latinos inmigrantes, y por lo tanto el buen negocio que es invertir en esta comunidad.

Según datos del “Center for American Progress” -en comparación con todos los estadounidenses, los hijos de inmigrantes nacidos en EE. UU. tienen más probabilidades de ir a la universidad, es menos probable que vivan en la pobreza y tienen las mismas probabilidades de ser propietarios. 36% de los hijos de inmigrantes de EE. UU. son graduados universitarios, un 5 % por encima del promedio nacional y el 64% son propietarios, 1% por debajo del promedio nacional.

Además los hogares de clase trabajadora, encabezados por inmigrantes con ingresos inferiores al 200 % de la línea de pobreza federal, dependen menos de los beneficios públicos y los servicios sociales que los hogares nacidos en EE. UU.

Y es de recordar que los inmigrantes son menos propensos a cometer crímenes y ser encarcelados que la población nacida en los EE. UU.

La inmigración pues es un valor y hay que seguirnos educando para defenderla.