Quantcast

Locura


Redacción Agencias | 1/11/2018, 3:35 p.m.
Locura

La periodista Peggy Noonan, que prestó servicios en la administración Reagan, dijo que "la locura de la Casa Blanca te volverá loco", al comentar sobre el comportamiento errático de Trump tal como lo retratan los medios. Debido a la publicación de un libro de Michael Wolff 2018, no va a ser un mejor año para Donald Trump. Hemos visto la larga lista de personas que abandonaron esta administración en su primer año. Ahora tenemos una idea mejor sobre las razones dadas por muchos de ellos y la postura defensiva de quienes permanecen.

Creemos que un miembro de la administración muy visible y franco que tuvo que irse porque ya no soportaba el tipo de estrés bajo el que se encontraba es Sean Spicer. Era vergonzoso a diario subir al podio frente a la prensa de la Casa Blanca y defender la idiotez de esta administración, justificar el último tweet de Donal Trump, explicar el despido del director del FBI, la falta de medidas legislativas, logros y docenas de problemas que tuvo que responder sin saber qué decir. Ni Spicer ni otros miembros de la administración han podido explicar por qué el presidente denigró a los medios y al liderazgo en este país mientras prodigaba alabanzas a Putin sobre el dictador filipino que estaba matando a su propia gente y a los supremacistas blancos.

Si Trump ha sido duramente criticado por los medios es porque ha causado su animosidad acusando a la prensa de publicar noticias falsas y de mentir. Sarah Huckabee Sanders, quien reemplazó a Spicer en el podio, dijo lo siguiente sobre "Fuego y furia", el libro de Wolff y las despectivas declaraciones atribuidas a Bannon condenando a Trump Jr. de antipatriótico por hablar con los rusos: "Furioso, disgustado, eso probablemente encajaría lo que dice sobre afirmaciones tan escandalosas ". Y Trump tuvo reacciones similares a Bannon, que había sido uno de sus asesores más cercanos y afirmó haber ayudado a Trump a ganar la presidencia.

Trump tuiteó: "Steve Bannon no tiene nada para mí ni para mi Presidencia. Cuando fue despedido, no solo perdió su trabajo, sino que también perdió la cabeza ". Eso ilustra como Trump trata con las personas que abandonaron su gobierno. Dijo que George Papadopoulos, acusado por el FBI de mentir, era un empleado de baja categoría que servía café. Pero en algún momento Trump había dicho que era uno de sus asesores en política exterior. Los expertos políticos dicen que el libro expone lo que muchas personas al tope del gobierno dicen dentro de la Casa Blanca, una sensación de que no existe una política coherente, nacional o extranjera, y que Trump gobierna a través de su teléfono celular. Y el hecho de que haya usado las redes sociales para dictar la política exterior está claramente documentado. Socavó a su propio Secretario de Estado en referencia a Corea del Norte y aumentó la tensión en la región al insultar a Kim Jong-un vía tweeter. La reacción de los medios a las últimas revelaciones es que si la representación de la Casa Blanca en confusión es verdadera y reina la locura, Donald Trump sin duda enfrentará una acusación formal en 2019. Estén atentos.

Ver la NOTA en Inglés AQUI