Quantcast

Cómo preparar gelatinas sabrosas y saludables


Redacción Agencias | 7/23/2018, 9:23 a.m.
Cómo preparar gelatinas sabrosas y saludables
La gelatina es un alimento que produce saciedad, ideal para dietas de adelgazamiento. | Foto Cortesía

La gelatina es un delicioso postre que nos encantan a todos, pero la realidad es que los ingredientes con los cuales son preparados, no son los más ideales para nuestra salud.

Esto se debe a que, la sustancia que permite cuajar el alimento, procede en la mayoría de los casos, de derivados del pescado o de la piel o los huesos de los animales, sobre todo, del cerdo.

Por otra parte se encuentran los colorantes artificiales y las grandes cantidades de azúcar que se utilizan, afortunadamente hay mejores opciones para preparar gelatinas súper saludables.

El agar – agar es un alga comestible que sirve para preparar un gran número de alimentos, principalmente las gelatinas, ya que nos permite encontrar el punto justo de la textura. Si añadimos poca cantidad, obtendremos un postre más cremoso, similar a una compota, mientras que, si añadimos más cantidad, su textura será cada vez más dura.

Lo podemos comprar en herbolarios, dietéticas y tiendas de productos naturales, su presentación más ideal es el polvo, aunque también lo encontramos en tiras.

¿Cuáles son sus beneficios?

• Es un alimento que produce saciedad, ideal para dietas de adelgazamiento.

• Favorece el tránsito intestinal de manera natural y es muy recomendable en casos de estreñimiento.

• Disminuye los niveles de triglicéridos y colesterol en la sangre.

• Es un alimento depurativo que ayuda a eliminar toxinas.

• Es rico en vitaminas y minerales, entre los que destacan el magnesio y el ácido fólico.

Para preparar la gelatina

Vamos a preparar un litro de nuestro sabor preferido, es decir: agua de piña con coco, limón, Jamaica o Fresa, de igual manera puede funcionar malteada dietética de chocolate, vainilla o mora y lo mezclamos con 10 gramos de agar – agar en frío.

Posterior a eso, vamos a poner a calentar la mezcla a fuego lento y revolvemos hasta que llegue al primer hervor.

Vamos a distribuir la sustancia en los moldes o recipientes que hayamos elegido, para que cuando este tibio los introduzcamos al refrigerador, de igual manera las podemos decorar frutos secos o fruta.