Quantcast

Primero fue la marihuana… ¿y ahora los hongos alucinógenos?


Barbara Feder Ostrov | California Healthline | 6/11/2018, 8:41 a.m.
Primero fue la marihuana… ¿y ahora los hongos alucinógenos?

En Oregon y Colorado, en donde la marihuana es legal para uso recreativo, los activistas ahora están presionando para alcanzar una nueva frontera psicodélica: legalizar los "hongos mágicos".

Grupos en ambos estados están impulsando medidas electorales que eliminarían las sanciones criminales por la posesión de hongos cuyo ingrediente activo, la psilocibina, puede causar alucinaciones, euforia y cambios en la percepción. Argumentan que la investigación científica valida a la psilocibina como una sustancia que podría ser útil para las personas que sufren de depresión o ansiedad.

"No queremos que las personas pierdan su libertad por algo que es natural y tiene beneficios para la salud", dijo Kevin Matthews, director de campaña de Denver for Psilocybin, el grupo que trabaja para despenalizar los hongos mágicos en Denver, la capital de Colorado.

Los antecedentes no juegan a su favor: aunque sus iniciativas son más limitadas, el reciente fracaso de una campaña publicitaria a nivel nacional para despenalizar hongos alucinógenos en California puede no ser un buen augurio para los defensores de la psilocibina en Oregon y Colorado.

De haberse aprobado en California, la propuesta habría despenalizado no solo la posesión, sino también las ventas y el transporte de hongos mágicos. La medida propuesta en Denver se aplicaría solo a esa ciudad, mientras que en Oregon el uso de setas solo se permitiría con la aprobación de un médico y bajo la supervisión de un terapeuta registrado.

Ninguna de las nuevas iniciativas se propone legalizar por completo los hongos que contienen psilocibina, lo que permitiría al gobierno regular y gravar las ventas de manera similar a la marihuana medicinal y recreativa.

En Oregon, defensores enfrentan una cuesta arriba para que su medida califique para aparecer en las boletas electorales, porque estas iniciativas estatales generalmente requieren la contratación de compañías que recolectan firmas, dijo William Lunch, analista político de Oregon Public Broadcasting y ex profesor de ciencias políticas de la Oregon State University.

Aun así, la familiaridad con la marihuana recreativa puede haber "suavizado" a los votantes y a los opositores a la despenalización de las drogas, agregó. Oregon legalizó la marihuana para uso recreativo en 2015, Colorado en 2012.

Los activistas de ambas regiones se hacen eco de lo que dice Lunch, y esperan que los votantes, que ahora ya se sienten cómodos con la marihuana, acepten también la despenalizando del uso personal de los hongos mágico.

Consumir hongos puede provocar náuseas, ataques de pánico y, en raras ocasiones, paranoia y psicosis. Pero generalmente se consideran más seguros y menos adictivos que otras drogas ilegales.

Aun así, Paul Hutson, profesor de farmacia en la Universidad de Wisconsin, quien ha realizado investigaciones sobre la psilocibina, dice que desconfía del impulso de la despenalización. Esta sustancia no es segura para algunas personas, especialmente aquellas con paranoia o psicosis, explicó.

"Rechazo la idea que esto sea una progresión natural desde lo que ha ocurrido con la marihuana medicinal", dijo Hutson, y señaló que la seguridad de la marihuana está mucho mejor establecida. Agregó que los hongos "son medicamentos muy, muy potentes que están afectando la mente. En el entorno adecuado, son seguros, pero usados de una manera descontrolada, tengo serias preocupaciones ".