Quantcast

Cinco golfistas latinoamericanos se disponen a hacer historia en el US Open


Redacción Agencias | 6/13/2018, 4:10 p.m.
Cinco golfistas latinoamericanos se disponen a hacer historia en el US Open

El venezolano Jhonattan Vegas, el argentino Emiliano Grillo, el colombiano Sebastián Muñoz, el mexicano Sebastián Vázquez y el costarricense Luis Gagne son los cinco latinoamericanos que intentarán ganar esta semana su primer Abierto de Estados Unidos, en el campo de Shinnecock Hills, al este de la ciudad de Nueva York.

"En un torneo como este la mente puede estar muy ocupada. Estoy intentando estar más relajado, libre y suelto", dijo a Efe Jhonattan Vegas, que llega a su segundo US Open consciente de la importancia de la fortaleza mental, después de no superar el corte en su primera participación en 2017.

El golfista de Maturín también está estudiando con detenimiento Shinnecock Hills, el único recorrido que ha acogido cinco grandes en tres siglos diferentes, empezando por 1896. "Hay que estar muy pendiente de las líneas, incluso en el segundo golpe, porque es muy fácil enredarse alrededor de los greenes", advirtió Vegas.

El "diseño abierto y tipo links" de Shinnecock Hills se adapta la experiencia del argentino Grillo, que acumula 10 grandes, tres de ellos Abiertos de Estados Unidos, a sus 25 años. "Siempre digo que el objetivo es mejorar el año anterior y después seguir la progresión", dijo a Efe el golfista chaqueño, que llega al segundo grande del año en el puesto 52 del ranking mundial.

En el otro extremo del ranking mundial (número 1.399) está el mexicano Sebastián Vázquez, que lleva seis años luchando por ganarse un puesto en el circuito profesional de Estados Unidos. "La máquina anda bien, las cicatrices ya las tengo y ahora toca", dijo animado a Efe el golfista de la Ciudad de México, que llega a su primer US Open con "muy poco que perder".

Vázquez es uno de los tres latinoamericanos, junto con el colombiano Muñoz y el costarricense Gagne, que han llegado a Shinnecock tras superar las duras pruebas clasificatorias locales y seccionales.

"Me fui a casa a comer y descansar pensando que no me había clasificado", dijo a Efe Luis Gagne, que recibió la sorpresa de haber pasado la clasificatoria local por un desempate decidido tirando una moneda al aire. En la siguiente fase no necesitó la fortuna y terminó primero.

El golfista de 18 años nacido en San José y afincado en Florida dice que le dio "el mejor regalo del Día del Padre", que se celebra este domingo, a su familia. Luis Gagne, número 21 del ránking universitario estadounidense, es el único aficionado latinoamericano, de los 20 que participan esta semana en el US Open.

Por su parte, Sebastián Muñoz ocupa el octavo puesto del Web.com, la segunda división del circuito profesional de Estados Unidos y acumula dos grandes, después de participar en el Abierto Británico de 2017. "Quedé enamorado del británico y vengo a disfrutar y pasarla bien en el US Open", dijo a Efe el golfista de Bogotá, que tiene muchas posibilidades de ganarse la tarjeta del PGA Tour.

El complicado e histórico campo de Shinnecok Hills podría ser escenario esta semana de la primera conquista del Abierto de Estados Unidos por un venezolano, colombiano, mexicano o costarricense, y la segunda de un argentino, después de la victoria en 2009 de Ángel Cabrera, que está ausente esta semana del US Open por primera vez en 19 años consecutivos.

Los cinco latinoamericanos tienen la oportunidad de hacer historia para sus países en Shinnecock, pero para lograrlo tendrán que medirse no solo con el brutal recorrido, sino también con estrellas locales del calibre de Dustin Johnson, Phil Mickelson y Tiger Woods.