Quantcast

Hierro, historia de éxito con la selección y de poca experiencia en banquillo


Redacción Agencias | 6/13/2018, 11:51 a.m.
Hierro, historia de éxito con la selección y de poca experiencia en banquillo

En 2003 se marchaba del Real Madrid dejando una huella imborrable, para terminar su carrera entre el Al Rayyan qatarí y el Bolton inglés. Iniciaba un periodo de formación hasta ser nombrado director deportivo de la RFEF en el verano de 2007. Llegó con Luis Aragonés torciendo el rostro a su presencia, capeando como pudo unos meses duros antes de poner a Vicente del Bosque y extender la etapa más gloriosa de la selección española.

En mayo de 2012, antes de la conquista de una Eurocopa que también llevaba su sello, y pese a tener todo el apoyo de los internacionales, Hierro dejaba un puesto que no sería cubierto hasta su regreso. Pasó a ser director general del Málaga y le picó el gusanillo del banquillo, iniciándose en un regreso al Real Madrid como ayudante de Carlo Ancelotti en la temporada 2014/15.

Su única experiencia como primer técnico llegó en el Real Oviedo en Segunda división. Fue una temporada y acabó octavo clasificado, sin poder cumplir los altos retos marcados en la pelea por el ascenso. Decidió volver a un puesto en el que estuvo cómodo, director deportivo, de la mano de Larrea y reafirmado por Luis Rubiales cuando ganó las elecciones antes de viajar a Rusia para un Mundial en el que jamás pudo imaginar que, a sus 50 años, le llegaría el momento de ser seleccionador.