Quantcast

Iván Duque


El joven abogado que llegó a la presidencia de Colombia

Laura Herrera Centeno | 6/21/2018, 3:58 p.m.
Iván Duque
Su plan de gobierno apuesta a la paz y busca modificar el acuerdo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para evitar que los exguerrilleros tengan acceso a cargos públicos antes de pagar ante la justicia. | Foto Cortesía

El candidato del partido Centro Democrático se impuso por más de 10 millones de votos

El abogado que el domingo llegó a la presidencia de Colombia anhelaba desde adolescente estar en lo más alto de la política de su país. Tres décadas después su sueño se volvió realidad al ganar en segunda vuelta al candidato izquierdista Gustavo Petro. Apoyado por el ex presidente Álvaro Uribe, el candidato por el partido Centro Democrático se impuso por más de 10 millones de votos en las urnas del país andino. Duque ganó 24 de los 32 departamentos colombianos.

Iván Duque bogotano de nacimiento, creció en una familia liberal de la mano de su padre, Iván Duque Escobar quien fue gobernador del departamento de Antioquia, ministro de Minas y Energía en la presidencia de Belisario Betancur (1982-1986) y registrador nacional.

Se graduó como abogado en la Universidad Sergio Arboleda de Bogotá, tiene un máster en Derecho Económico de la American University y otro en Gerencia de Política Pública de la Universidad de Georgetown (EE. UU.). Su carrera política ha sido corta tan solo de cuatro años, durante su paso por el Senado destacó como uno de los más brillantes y aplicados.

Está casado con María Juliana Ruiz, abogada que trabajó más de diez años en la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, con quien tiene tres hijos pequeños: Luciana, Matías y Eloísa. Cuando asuma el poder en agosto próximo se convertirá en el mandatario más joven en la historia reciente de su país, con 42 años.

Un plan

Su plan de gobierno apuesta a la paz y busca modificar el acuerdo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para evitar que los exguerrilleros tengan acceso a cargos públicos antes de pagar ante la justicia. Quiere condicionar las negociaciones de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) exigiendo una tregua unilateral. Entre sus estrategias con respecto al narcotráfico está sustituir por la vía forzada los cultivos de hoja de coca y prohibir la amnistía del delito de narcotráfico.

Con respecto al tema de Venezuela, Duque anunció durante su campaña que no descasará hasta denunciar al gobierno de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) por albergar grupos armados ilegales en su territorio, entre ellos el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Para ayudar a los venezolanos que escapan del régimen, creará un fondo de atención humanitaria para inmigrantes.

Con Estados Unidos las intenciones se centrarán en potenciar la relación comercial a través de un Tratado de Libre Comercio (TLC). Con el tema económico es necesario simplificar el sistema tributario y bajar impuestos a quienes generan empleo. No aumentar la edad de jubilación y crear un fondo para cubrir a la población más vulnerable. Reducir impuestos a las empresas hasta en un 27% para impulsar la generación de empleo.

El Medio Ambiente es un tema que preocupa, por eso es necesario fortalecer el Sistema Nacional Ambiental y promover una matriz energética que integre energías renovables.

Para la educación uno de los derechos fundamentales será impartir formación técnica titulada en las escuelas de secundaria.

Amor por la política

Desde que era un adolescente Iván Duque decía a sus compañeros y profesores en el colegio que quería ser presidente de Colombia y así emprendió un camino que primero lo llevó a la presidencia del Consejo Estudiantil.

La inclinación por la política lo heredó de su padre, Iván Duque Escobar, un abogado que fue ministro y quien desde niño le inculcó el interés por la lectura y el debate. En menos de cuatro años pasó de ser un principiante en la política a convertirse en el hombre de confianza de Uribe, en candidato presidencial y ahora presidente de Colombia.

Algunos aseguran que su cercanía con el ex presidente es su principal ventaja, pero también puede convertirse en su talón de Aquiles. Uribe es elogiado por muchos colombianos por enfrentar como presidente a las FARC con mano dura y haber mantenido un sólido crecimiento económico, pero es visto con recelo con otros que quieren una sociedad reconciliada. La sociedad colombiana ya ha comenzado a experimentar cambios profundos, es por esto que el presidente electo se enfrenta al reto de reducir la polarización, contener la violencia que aún golpea a algunas zonas rurales y mejorar la economía.