Quantcast

Otro daño silencioso de la violencia doméstica: las lesiones cerebrales


Por: Will Stone, KJZZ/KHN | 6/22/2018, 2:58 p.m.
Otro daño silencioso de la violencia doméstica: las lesiones cerebrales
La trabajadora social Ashley Bridwell (izq.) y la doctora Glynnis Zieman lideran lo que ellas definen como el primer programa en el país dedicado a tratar traumatismos cerebrales en sobrevivientes de violencia doméstica. | WILL STONE/KJZZ

Una revisión de 2016 de los archivos médicos de pacientes en el programa, casi todas mujeres, indicó que solo una quinta parte había ido al médico. El 88% había sufrido más de una lesión en la cabeza.

Zieman trabaja con refugios locales de violencia doméstica para identificar a mujeres que pueden estar sufriendo lesiones cerebrales. Los trabajadores sociales de los refugios las envían a la clínica de Zieman, en donde sus síntomas físicos, como dolores de cabeza o mareos, se pueden tratar al mismo tiempo que los efectos cognitivos y emocionales del abuso. Gracias a subvenciones y donaciones privadas, la atención es gratuita, independientemente de si las personas tienen seguro médico, dijo Zieman.

Ashley Bridwell, trabajadora social en Barrow, ayuda a las sobrevivientes a sobrellevar la vida con una lesión cerebral. "Les resulta casi imposible realizar tareas simples, como llenar una solicitud o recordar una cita, o poder contar su historial médico, o social, es casi imposible teniendo en cuenta lo que están experimentando", dijo. Bridwell ayudó a iniciar el programa hace seis años después de trabajar con la comunidad sin hogar y darse cuenta que muchos clientes tenían lesiones cerebrales traumáticas debido a la violencia doméstica. Contó que los pacientes a menudo tienen una larga historia de abuso emocional y físico. Y muchos sufren deterioro cognitivo por sufrir de lesiones cerebrales traumáticas leves a repetición.

A veces los pacientes llegan a la clínica con una enorme cantidad de síntomas aparentemente inexplicables. Bridwell dijo que recuerda a una mujer que perdió su trabajo porque se olvidaba de las cosas. La mujer pensó que tenía Alzheimer. "Acercarse a nosotros para obtener información sobre lesiones en la cabeza, y sobre cómo múltiples golpes pueden afectar tu memoria, tu atención, tu concentración, tu velocidad de procesamiento, resultó ser algo de incalculable valor para ella", expresó Bridwell. El diagnóstico le dio una nueva forma de hablar y de entender su sufrimiento más íntimo. "Se dan cuenta que no es su culpa", dijo Bridwell.

Y Zieman señaló que el TEPT y el trauma afectan profundamente a esta población. "La importancia de los síntomas del estado de ánimo en esta población supera con creces lo que vemos en nuestros otros pacientes", dijo.

Zieman apuntó que la ciencia médica aún se encuentra en las primeras etapas para comprender los efectos de las lesiones cerebrales repetitivas y cómo tratarlas mejor. El trauma de la violencia doméstica solo complica el panorama, pero los sobrevivientes que ella trata son sus pacientes favoritos. "Siento que podemos hacer la mayor diferencia para estos pacientes", dijo.