Quantcast

Uno de cada 5 niños detenidos en la frontera tiene menos de 13 años


Por: Marisa Taylor and Shefali Luthra / Kaiser Health News | 6/25/2018, 6 a.m.
Uno de cada 5 niños detenidos en la frontera tiene menos de 13 años
A los niños pequeños se los trata de la misma manera que a los menores que llegaron por su cuenta. Todo esto hace que la reunificación sea más difícil. Y ese es un problema que preocupa a los expertos, incluso si se termina con las separaciones familiares. |

La administración Trump ha detenido a 2,322 menores de 13 años en medio de las acciones en la frontera, dijo el miércoles 20 de junio un funcionario del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) a Kaiser Health News. Representan casi el 20% de los niños inmigrantes que actualmente están bajo custodia del gobierno de los Estados Unidos, mientras avanza la política de “tolerancia cero” .

Su bienestar está siendo supervisado por una pequeña división del Departamento de Salud y Servicios Humanos, la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR), que tiene poca o ninguna experiencia en el cuidado de niños pequeños.

El número de niños bajo custodia se ha disparado en las últimas seis semanas, desde que la administración Trump comenzó a detener a los padres y a sus hijos en la frontera de los Estados Unidos, separándolos y enviándolos a diferentes instalaciones. Un total de 11.786 menores de 18 años están detenidos actualmente, dijo el funcionario. Luego de fuertes presiones, el presidente Donald Trump firmó una orden para detener las separaciones familiares el miércoles 20 de junio, pero dijo que se seguirá con la política de “tolerancia cero”.

Desde 2003, la ORR ha estado a cargo de albergar y encontrar hogares adecuados para "niños extranjeros no acompañados", generalmente inmigrantes adolescentes que llegan a los Estados Unidos sin un padre o tutor.

Pero sus responsabilidades han cambiado y han aumentado exponencialmente desde abril por las nuevas políticas migratorias, lo que significa que la oficina ahora es responsable de tener bajo custodia no solo a más niños, sino también a niños mucho más pequeños que los que llegaron en el pasado, dijeron expertos.

Más allá de la atención médica especializada, los niños más pequeños tienen diferentes necesidades de alimentos y vivienda, y requieren una atención personalizada.

"Los niños son más chiquitos y estarán allí por un tiempo más prolongado, y están profundamente traumatizados al ser separados de sus padres por la fuerza", dijo Mark Greenberg, ex funcionario de la Administración para Niños y Familias del HHS, que supervisa la ORR. "Todo eso hace que sea mucho más difícil operar el programa".

La compleja crisis se magnifica por la inexperiencia de algunos de los responsables políticos que lideran estas acciones, dijeron los críticos, entre ellos ex funcionarios de las administraciones republicana y demócrata de la última década.

Scott Lloyd, director de la ORR, es un abogado cuya carrera se ha centrado en impulsar estrategias contra el aborto. Fue el que dirigió los esfuerzos legales de la administración Trump para prohibir abortos en inmigrantes adolescentes detenidas. La principal experiencia de inmigración de Lloyd antes de liderar la ORR fue la investigación para un informe sobre refugiados realizada para los Knights of Columbus, una organización católica con una postura antiabortista, según una declaración en una demanda presentada por la Unión de Libertades Civiles de los Estados Unidos.

Kenneth Wolfe, el vocero de HHS que proporcionó las cifras de menores detenidos, se negó a contestar preguntas sobre cuántas personas trabajan actualmente en la ORR o si la oficina ha asegurado personal adicional o la experiencia necesaria para hacer frente a la afluencia de niños pequeños. Tampoco dijo cuántos de los 2,322 niños menores de 13 años han sido separados de sus familias.