Quantcast

Tom Wyatt, tocando puertas por el Sur de Philly


Perla Lara | 3/1/2018, 8:51 a.m.
Tom Wyatt, tocando puertas por el Sur de Philly
Tom vive en el sur de Filadelfia con su esposa Sarah y sus dos hijos pequeños. Su hija es una niña de kínder en la escuela de su vecindario, Jackson Elementary | Foto Cortesía

Tom Wyatt quiere ser el representante estatal de South Philly. Trae un aire fresco a las elecciones y se presenta como un ciudadano que le dará respuesta al hartazgo de la clase política.

He entrevistado a políticos y a ciudadanos de todas las latitudes e ideologías, que se jactan de querer servir a población. Pero pocas veces puedo percibir un interés genuino por servir y no servirse.

De los latinos que viven en esa circunscripción son una minoría los que pueden votar, sin embargo Tom Wyatt ha demostrado su interés por escuchar todas las necesidades de los que residen con o sin documentos al Sur de la Ciudad.

Durante los recientes meses se ha dedicado a visitar casa por casa, para escuchar a sus vecinos y estar seguro que llevará a Harrisburg las principales preocupaciones de la amplia diversidad de su población.

Cada día recoge historias que le han venido marcando y sumando a su amplia experiencia en diversos sectores.

Tom Wyatt durante la escuela de leyes, ayudó a varios presos condenados a muerte en sus apelaciones posteriores a la condena, más adelante fue seleccionado para el Urban Fellowship de la ciudad de Nueva York. Se desempeñó como asistente especial del Departamento de Investigaciones, preparando informes y memorandos para el alcalde y otros funcionarios de la ciudad de Nueva York, y pasó un año como administrador de casos en un centro de tratamiento, asesorando a delincuentes criminales del condado, estatales y federales en preparación para su regreso a la comunidad.

Tom también tiene experiencia docente en el aula. Pasó dos años como profesor de tecnología de la escuela secundaria en una escuela pública del barrio en Mississippi, como parte del programa Teach For América. Ante la pregunta de qué fue lo más fácil de ser maestro, contestó que el darle la atención necesaria a cada uno de sus alumnos.

Su vida como adolescente no fue fácil, por lo que recién graduado de la preparatoria y sin opciones para empezar una carrera universitaria, trabajo en un restaurante local de comida rápida, donde aprendió sobre el valor del trabajo duro que cambió su vida.

Más adelante con trabajo arduo y la ayuda de mentores, se convirtió en el primero en su familia en graduarse de la universidad. “Pagué la universidad con mi trabajo en restaurantes, tiendas de neumáticos, fábricas y muelles de envío. Varios años más tarde, completé mi título de abogado en la Universidad de California-Berkeley. Estas experiencias despertaron un amor por la educación y una pasión por la comunidad que se convirtió en la base de mi vida profesional y familiar”.

Su experiencia en el aula despertó su pasión por las escuelas del vecindario y ahora junto a su esposa Sarah está trabajando incansablemente para apoyar a Andrew Jackson Elementary.

Dice estar comprometido con South Philadelphia. “Este es el lugar de nacimiento de mis hijos, el lugar donde me enamoré de Sarah y el lugar que elegimos para hacer de nuestro hogar... Vinimos aquí para ser parte de su gran futuro. Quiero intensificar y servirle. Proporcionaré nuevas energías e ideas para South Philly como su representante estatal”.

La diversidad de esta área es algo que disfruta junto con su familia. Asegurarse de que haya integración plena es uno de sus objetivos.