Quantcast

Debate por el boom de las enfermeras viajeras


Anna Gorman | Kaiser Health News | 3/29/2018, 8:49 a.m.
Debate por el boom de las enfermeras viajeras
La enfermera viajera Lauren Bond (derecha) conversa con la enfermera Megan Mamaril en el área de pediatría del UCLA Medical Center, en Santa Monica. Bond dice que desea que más estados acepten las licencias múltiples, lo que haría más fácil que las enfermeras pudieran ejercer cruzando las fronteras estatales. “Una licencia única para todo el país”, dijo Bond. | Foto Cortesía

Lauren Bond, quien es enfermera itinerante, tiene licencias en cinco estados y en Washington, DC. En un documento de Excel lleva un registro de las tarifas de cada licencia, cuándo vencen y los diferentes cursos que requiere cada estado.

La joven de 27 años ingresó a la enfermería itinerante porque quería trabajar y vivir en distintos estados antes de establecerse. Bond dijo que le gustaría que más estados aceptaran esta licencia múltiple, que minimiza los obstáculos que enfrentan las enfermeras cuando quieren practicar a través de las fronteras estatales.

"Haría las cosas mucho más fáciles: una licencia única para todo el país", dijo Bond, quien hace poco comenzó un trabajo en California, estado que no reconoce este tipo de licencia.

Esta licencia, conocida como Nurse Licensure Compact (NLC), se lanzó en el año 2000 para abordar la escasez de enfermeras y permitir que más practiquen telemedicina. Según el acuerdo, las enfermeras registradas con licencia en un estado participante pueden practicar en otros estados, sin necesidad de aplicar para una licencia por separado. Aun así, deben cumplir con las leyes que rigen la enfermería en donde estén localizados los pacientes.

Aproximadamente la mitad de los estados se unió al pacto original, que se inspiró en la portabilidad de una licencia de conducir. Algunos estados que se negaron a participar citaron un error importante: el acuerdo no exigía que las enfermeras se sometieran a revisiones federales de antecedentes penales.

En enero, el National Council of State Boards of Nursing lanzó una nueva versión del NLC que requiere esos controles. Desde entonces, 29 estados han aprobado legislaciones para unirse al nuevo acuerdo.

Jim Puente, quien supervisa el acuerdo para el consejo, dijo que espera que aún más estados lo firmen ahora que estas verificaciones son mandatorias. Agregó que nueve tienen proyectos de ley pendientes.

Entre los estados que participan en el nuevo acuerdo de licencias de enfermería se encuentran Iowa, Kentucky, Tennessee, Delaware, Idaho y Arizona.

California no planea unirse, en gran parte debido a la preocupación por mantener el entrenamiento estatal y los estándares de calidad. El estado, como muchos otros, ya exige que las enfermeras se sometan a revisiones de antecedentes. Washington, Oregon y Nevada se encuentran entre los otros estados que no aceptan la licencia itinerante.

Los defensores del acuerdo argumentan que ayuda a llenar puestos de trabajo en lugares donde no hay suficientes enfermeras, y permite a las enfermeras responder rápidamente a desastres naturales en todos los estados.

"La escasez de enfermeras tiende a aumentar y disminuir regionalmente, por lo que es realmente importante trasladar a las enfermeras donde las necesitan", dijo Marcia Faller, directora clínica de AMN Healthcare, una empresa de personal médico con sede en San Diego que emplea a Bond. La licencia de múltiples estados "realmente ayuda con esa movilidad... para brindar atención a los pacientes en todas las líneas estatales".

Existen acuerdos similares entre estados para médicos, psicólogos, técnicos médicos de emergencia y fisioterapeutas.

"La capacidad de controlar los estándares de capacitación y calidad es algo que nos preocupa", dijo Linda McDonald, presidenta del sindicato United Nurses and Allied Professionals en Rhode Island, que participó en el NLC original pero no se ha registrado en el nuevo. "Queremos que estén entrenados en Rhode Island. Queremos que tengan licencia en Rhode Island".