Quantcast

Las berlinas, en vías de extinción en Norteamérica


Redacción Agencias | 5/8/2018, 2:54 p.m.
Las berlinas, en vías de extinción en Norteamérica

Los clásicos automóviles de pasajeros, los llamados berlinas o sedanes, se pueden convertir en una especie en extinción en Norteamérica tras la decisión de Ford de prácticamente dejar de venderlos en la región por la acusada caída de las ventas.

El miércoles, Ford aprovechó la presentación de los resultados financieros del primer trimestre del 2018 para anunciar que reducirá su gama vehículos en Norteamérica y venderá sólo berlinas, el deportivo Mustang y un nuevo cinco puertas llamado Active y que llegará al mercado en el futuro.

El resto de los clásicos vehículos de pasajeros de la marca del óvalo azul, como el Focus, el Fiesta o el Fusion, desaparecerán de los concesionarios de Estados Unidos y Canadá en los próximos años.

La razón de esta dramática decisión es la pronunciada caída de las ventas de las berlinas en la región: los consumidores norteamericanos se decantan cada vez más por las múltiples ofertas de todocaminos SUV mientras las berlinas languidecen en los concesionarios.

La demanda de todocaminos SUV es tan elevada que, especialmente en los dos últimos años, los fabricantes han tenido problemas para producir las cantidades que el mercado reclama y han estado modificando sus plantas de montaje para fabricar más unidades en detrimento de las berlinas.

Se estima que para 2022, casi tres cuartas partes de todos los automóviles que se vendan en Estados Unidos serán todocaminos SUV y camionetas. Las berlinas sólo representarán una cuarta parte de las ventas.

Incluso las berlinas de más éxito del mercado tienen problemas para atraer consumidores y las compañías se han visto forzadas a aumentar los incentivos financieros que ofrecen para estimular su venta.

Según explicó en marzo el vicepresidente de Honda, Henio Arcangeli, la marca japonesa estima que su rival Toyota gasta unos 100 millones de dólares al mes en Estados Unidos para incentivar las ventas del modelo Camry, la berlina de más ventas en el país desde hace años.

Ante esta situación, Ford ha decidido dejar de intentar convencer a los consumidores de que compren berlinas.

Según la compañía, para el año 2020 "casi el 90 % de la gama de Ford en Norteamérica serán camionetas, todocaminos y vehículos comerciales. La compañía también está explorando nuevos vehículos 'espacio blanco' que combinen los mejores atributos de berlinas y todocaminos como más altura, espacio y versatilidad".

Lo que Ford apunta es que está trabajando en la creación de una nueva categoría de vehículos que se sitúe entre las clásicas berlinas y los todocaminos. Pero, para Ford, las berlinas no tienen espacio en Norteamérica.

Aunque la decisión de Ford es radical, es algo que ya se veía venir.

Fiat Chrysler (FCA), el tercer mayor fabricante estadounidense, ya dejó de producir en 2017 los modelos Dodge Dar y Chrysler 200 por la caída de las ventas para concentrar cada vez más recursos en todocaminos SUV.

No en vano, las dos marcas del grupo FCA que mejor funcionan desde hace años son Jeep, especializada en la producción de todocaminos y todoterrenos, y Ram, que produce camionetas.

Hace ya cuatro años, el presidente de FCA, Sergio Marchionne, declaró que la demanda de todocaminos era tan alta que podría vender tantas unidades de estos vehículos como pudiese producir.

Mientras, GM ha reducido su producción de berlinas, como Chevy Impala o Buick LaCrosse, para dedicar más recursos a la fabricación de todocaminos.

Precisamente, el director financiero de GM, Chuck Stevens, reconoció el jueves que es una tendencia que "se veía venir desde hace años".

Pero Stevens añadió que GM no está preparada para tomar una decisión tan radical como Ford.

"Aunque el segmento de vehículos de pasajeros ha caído en los últimos años, todavía es muy importante. Los vehículos pequeños son importantes internacionalmente y siguen siendo una parte importante de las ventas en Estados Unidos", explicó el ejecutivo de GM.