Quantcast

Francia cree que salida de EEUU del acuerdo nuclear no debe implicar al resto


Redacción Agencias | 5/9/2018, 11:53 a.m.
Francia cree que salida de EEUU del acuerdo nuclear no debe implicar al resto

Francia considera que la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán no debe tener implicaciones para el resto de los países comprometidos, y cuestiona así la dimensión extraterritorial de algunas de las medidas con las que ha amenazado Washington.

"No seguimos las instrucciones de nuestros socios estadounidenses" respecto al acuerdo de 2015 en el que Irán aceptaba poner su programa nuclear bajo supervisión internacional, indicaron fuentes francesas.

Estas fuentes, en cualquier caso, se mostraron muy cautas y no quisieron avanzar sobre cuál será la reacción de las empresas, susceptibles de sufrir sanciones por parte de Estados Unidos por mantener su actividad en Irán.

Poco antes, el portavoz del Gobierno francés, Benjamin Griveaux, había señalado que la Unión Europea está dispuesta a llevar cualquier medida unilateral que quiera imponer Estados Unidos ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Griveaux, en la conferencia de prensa al término del Consejo de ministros, insistió en que el acuerdo con Irán "no está muerto".

El Ejecutivo francés está empeñado, para demostrarlo, en que siga dando efectos económicos, de forma que Irán tenga interés en seguir cumpliendo con los compromisos que adoptó con él.

A ese respecto, su voluntad es que continúe aplicándose en todos sus aspectos y que se pueda preservar el comercio con Irán y las inversiones que las empresas francesas han realizado allí desde que se suscribió ese pacto.

Las exportaciones francesas a Irán se han triplicado en los últimos dos años, hasta llegar a unos 1.500 millones de euros en 2017. Francia es el tercer socio comercial europeo de Irán, por detrás de Alemania e Italia.

Las empresas francesas tienen importantes intereses en Irán, como la petrolera Total, que está implicada en el desarrollo del mayor yacimiento de gas del mundo, South Pars, donde ha previsto invertir 1.000 millones de dólares.

Los dos fabricantes franceses de automóvil, PSA Peugeot Citroen y Renault, también están implicados de lleno en el mercado iraní, donde tienen una cuota en torno al 40 % a través de alianzas con grupos locales.

El fabricante aeronáutico europeo Airbus, por su parte, gracias al acuerdo nuclear de 2015 pudo formalizar al año siguiente un encargo de un centenar de aviones (46 de la familia de pasillo único A320, 38 de la del A330 y 16 de su modelo más innovador A350) por un monto de cerca de 20.000 millones de dólares a precio de catálogo.

Airbus señaló hoy que está analizando el anuncio de Estados Unidos y evaluando cuáles van a ser los próximos pasos que dará, siempre de acuerdo con las reglas internacionales.