Quantcast

Piden acabar con la hipnosis como técnica de interrogación en Texas


Redacción Agencias | 5/14/2018, 5:51 p.m.
Piden acabar con la hipnosis como técnica de interrogación en Texas

Dos personas condenadas a muerte en el área de Dallas (Texas, EE.UU.) reclamaron a las autoridades retrasar sus ejecuciones y poner fin al uso de la hipnosis como herramienta para los interrogatorios que, posteriormente, sirven como evidencia para determinar las condenas.

Texas es uno de los lugares de EE.UU. donde todavía se emplea esta técnica, no como método de control mental, sino como herramienta de relajación con la que los expertos buscan "agudizar o desbloquear" la memoria de los testigos o acusados para encontrar "recuerdos y pensamientos" que mantienen ocultos.

Sin embargo, para las dos personas que se encuentran en el corredor de la muerte se trata de "una medida de científica basura", cuyas consecuencias pueden determinar el futuro de vidas, según publicó el medio local The Dallas Morning News.

"Toda vez que en una ocasión, como mínimo, las preguntas hechas con esta técnica condenaron a un hombre a muerte, debe cambiar la forma en que se usa", dijo el abogado defensor de los reclusos, Gregory Gardner, quien añadió que "hace mucho más daño a inocentes que pone a los culpables tras las rejas".

Charles Don Flores, de 48 años, fue declarado culpable de la muerte de Elizabeth "Betty" Black en 1998 después de que una de sus vecinas fuera hipnotizada y, durante la sesión, describiera sus facciones entre las de los hombres que vio entrar en casa de la víctima aquella mañana.

En 2007, Kosoul Chanthakoummane, de 37 años, también fue declarado culpable de la muerte por apuñalamiento de la agente inmobiliaria McKinney Sarah Walker, cuando la Policía lo capturó utilizando un boceto diseñado por un testigo hipnotizado.

Ambos hombres fueron condenados a muerte y se encuentran a la espera de que un juez fije la fecha de su ejecución, retrasada por la denuncia interpuesta debido al método usado en los interrogatorios.

Entre 2016 y 2017, los Rangers de Texas confirmaron que llevaron a cabo 24 sesiones de hipnosis, sin ofrecer más detalles sobre sus resultados.

El portavoz del Departamento de Seguridad Pública texano, Tom Vinger, asegura que el porcentaje de uso es "muy pequeño", que las sesiones las realizan hipnotizadores forense capacitados para ello y "siempre" contrastan la información obtenida con otras evidencias captadas a través de la investigación policial.

En Texas, doce condados cuentan con un equipo forense entrenado especialmente en técnicas hipnóticas e integrados en los Departamento de Policía locales.

De manera general en Estados Unidos, tres estados -Oregón, Dakota del Norte y Wyoming- permiten en cualquier caso emplear la hipnosis y otros trece los consideran "admisible", dependiendo de las características o las circunstancias de la investigación en curso.