Quantcast

Genetistas hallan “locus” donde nace la impotencia masculina


Gustavo Rízquez | 10/9/2018, 2:31 p.m.
Genetistas hallan “locus” donde nace la impotencia masculina
El hallazgo "podría ayudar a identificar otras variantes genéticas clave que detonen la enfermedad. | Foto Cortesía

La genética ha logrado desentrañar al genoma humano, la secuencia de información que da cuenta de la evolución del desarrollo biológico de una persona.

La importancia de este chapuzón en las profundidades de nuestra arquitectura, es lo que nos ha permitido sumergirnos a profundidades tales, que recientemente un grupo de científicos identificó el factor genético que aumenta el riesgo de padecer disfunción eréctil.

Este enunciado no pareciera decir nada al común, pero para las prodigiosas mentes científicas el hallazgo pone los límites de lo posible en espacios invisibles para el ojo humano, que en perspectiva está allanado por miles de posibilidades, no solo que conduzcan a tener una explicación racional del problema, sino una variada y muy efectiva gama de soluciones médicas.

De manera literal un grupo de científicos halló la puerta donde reside la “disfunción eréctil” en los laberintos genéticos. Proceedings of the National Academy of Sciences fue la revista de divulgación científica que se apresuró a dar los datos. Un equipo de científicos de California y de otros estados de EE.UU., ha identificado un factor genético que aumenta el riesgo de padecer disfunción eréctil, lo que supone la primera vez que se detecta una posición concreta del genoma que pueda estar vinculada con ese trastorno.

El hallazgo supone un importante salto porque hasta ahora solo era una sospecha que la genética estaba asociada de alguna forma con la disfunción eréctil en alrededor de un tercio de los casos, pero no se habían identificado las características del genoma asociadas a ello.

Desde hoy en adelante las mentes científicas se “cartearán” con el gen SIM1, donde se encuentra el “locus” genético que determina el riego de padecer la pérdida de potencia sexual en el hombre.

Un locus es el lugar específico del cromosoma donde está localizado un gen u otra secuencia de ADN, como su dirección genética.

Eric Jorgenson, el autor principal del estudio adscrito al centro de investigación de Kaiser Permanente en California, dijo que Identificar este “locus” SIM1 como un factor de riesgo para la disfunción eréctil es muy importante, porque proporciona la prueba largamente buscada de que hay un componente genético en la enfermedad”.

La búsqueda fue tan titánica como hallar la aguja en el pajar. Los investigadores estudiaron el genoma de 36 mil 648 hombres que participaban en un estudio de Kaiser Permanente sobre el envejecimiento y la salud de los adultos, y corroboraron los resultados con otros 222 mil 358 hombres que forman parte del estudio genético Biobank en el Reino Unido.

"El estudio determinó que las variaciones en el 'locus' SIM1 estaban asociadas con un riesgo un 26% mayor de disfunción eréctil. Ese riesgo era independiente" de otros factores conocidos que están relacionados con el trastorno, como los neurológicos, cardiovasculares u hormonales”.