Quantcast

Ni mucho ni poco, hay que dormir lo justo


Gustavo Rízquez | 10/11/2018, 9:39 a.m.
Ni mucho ni poco, hay que dormir lo justo
Dormir poco o su acción opuesta, causan problemas en la salud cognitiva del ser humano. | Foto Cortesía

La medida perfecta siempre ha sido tema de debates, pero un reciente estudio llevado a cabo por expertos del Brain and Mind Institute de Western University (Canadá), reveló que dormir más de 8 horas puede perjudicar la salud cognitiva.

El Instituto Brain and Mind reúne varias especialidades para promover la investigación interdisciplinaria en neurociencia cognitiva en la Western University, sin embargo fue la revista Sleep la encargada de divulgar las novedades.

Sleep es una revista médica mensual revisada por pares que cubre investigaciones sobre el sueño. Los temas incluyen estudios básicos y de neurociencia del sueño, modelos de sueño in vitro y animales, estudios en muestras clínicas o de población, ensayos clínicos y estudios epidemiológicos.

El trabajo citado por el diario oficial de la Sleep Research Society advierte que abordó a 40 mil personas de todo el mundo, quienes tuvieron que realizar un cuestionario en profundidad y una serie de actividades de rendimiento cognitivo.

Adrian Owen, autor de la investigación, explicó que "teníamos un cuestionario bastante extenso y nos contaron cosas sobre qué medicamentos estaban tomando, qué edad tenían, dónde estaban en el mundo y qué tipo de educación recibieron".

Aproximadamente la mitad de los participantes informaron que normalmente dormían menos de 6,3 horas por noche, aproximadamente una hora menos que la cantidad recomendada por el estudio.

Según los datos editados por Ronald Szymusiak, jefe de Redacción del periódico, la mayoría de los participantes que dormían cuatro horas o menos desempeñaban actividades como si tuviesen nueve años más.

El equipo médico que analizó la data recopilada asegura haber descubierto que "la cantidad óptima de sueño para que su cerebro se mantenga al máximo es de 7 a 8 horas cada noche y eso corresponde a lo que los médicos le indicarán que necesita para mantener su cuerpo en plena forma también”.

“Asimismo descubrimos que las personas que dormían más de esa cantidad estaban igualmente deterioradas que las que dormían muy poco", dijeron los expertos.

El razonamiento y las habilidades verbales de los participantes fueron dos de las acciones más fuertemente afectadas por el sueño, mientras que el rendimiento de la memoria a corto plazo no se vio relativamente afectado.

De acuerdo al doctor David Hillman, líder de la investigación que registró los “costos de mantener un sueño inadecuado”, investigación realizada solo en Australia, el costo financiero total estimado fue de US$ 17 mil 880 millones que representa el 1,55 por ciento del producto interno bruto de Australia. El costo no financiero estimado de US$ 27 mil 330 millones, que representa el 4,6% de la carga de enfermedad australiana total para el año. Estos costos justifican una inversión sustancial en medidas preventivas de salud para abordar el problema a través de la educación y la regulación.