Quantcast

Croquetas de jamón cremosas


Redacción Agencias | 9/4/2018, 10:03 a.m.
Croquetas de jamón cremosas
Las croquetas den jamón quedan cremosas por dentro y crujientes por fuera. | Foto Cortesía

¡A preparar unas deliciosas croquetas de jamón! Pero no unas cualquiera, sino cremosas, con mucho sabor y crujientes por fuera. Para comenzar lo más importante son las cantidades.

Ingredientes

• 800 ml de leche

• 200 ml de nata para cocinar

• Huesos de un jamón

• 90 ml de aceite de oliva o mantequilla

• 90 g de harina de trigo

• 1/2 cebolla (opcional)

• 250 g de jamón picado

• 1/2 cucharadita de nuez moscada

• 3 huevos y pan rallado

• Sal y pimienta blanca

• Aceite

Receta

1- En una cazuela se ponen la leche, la nata, los huesos del jamón y una pizca de sal. Se calienta y remueve. Cuando esté a punto de hervir se apaga el fuego para que la leche coja bien el sabor del jamón.

2- En otra cazuela más grande se colocan los 90 ml de aceite de oliva o mantequilla a fuego medio. Cuando esté caliente se añade cebolla y echa una pizca de sal. Se deja cocinar 5 minutos.

3- Si no agregarás cebolla salta este paso y ve directamente a éste: Añade la harina y mezcla bien. Deja que se tueste durante un par de minutos, siempre a fuego moderado. Así se quitará el sabor a crudo, pero sin que se queme. Es importante, para que queden bien cremosas, utilizar las proporciones recomendadas porque de lo contrario pueden quedar unas croquetas duras o demasiado líquidas. Tanto que se desharán en la fritura.

4- Cuando la harina se haya tostado un poco se añade la mezcla de leche y nata, que ya tendrá el sabor a jamón, y se mezcla. Hay que esperar que la base de harina y aceite (conocida como roux) absorba la leche. Al principio, quedará una especie de mazacote que se pegará hasta la varilla. No pasa nada. Se vuelve a echar otros dos cucharones más y se espera que la roux vuelva a absorber y finalmente, se añade lo que reste. Ahora a mezclar y quedará lista la salsa bechamel.

5- Es el turno de añadir el jamón picado, la nuez moscada, la pimienta blanca y rectificar de sal. Se coloca la bechamel a fuego suave durante diez minutos y se remueve con frecuencia

6- Luego se deja unos 30 minutos a temperatura ambiente y posteriormente se guarda en la nevera al menos 4 horas.

7- Con las manos se le da forma de croqueta y se pasa por huevo batido y pan rallado.

8- Ahora dos opciones. Si las quieres freír en el momento, mételas en el congelador diez minutos, para que se asiente la masa sobre la croqueta. Si no, puedes guardarlas en la nevera hasta el momento de freír.

9- Finalmente freir en abundante aceite. Mejor que el aceite las cubra por completo, para que no estallen al freirse. Pasados uno o dos minutos, cuando estén doradas por fuera y calientes por dentro, se colocan en papel absorbente, antes de servirlas.

Estas croquetas de jamón caseras quedan muy cremosas y deliciosas. Llevan un poco de trabajo pero cuando veas cómo desaparecen de la mesa ¡Será un trabajo que sin duda ha merecido la pena!

Fuente: www.cocinacaserayfacil.net