Quantcast

Mercedes-Benz EQC, un placer eléctrico que deslumbrará en 2019


Gustavo Rízquez | 9/6/2018, 8:30 a.m.
Mercedes-Benz EQC, un placer eléctrico que deslumbrará en 2019
Mercedes-Benz EQC estará creado para dar a su conductor más de 450 kilómetros de autonomía. | Foto Cortesía

Mercedes-Benz EQC es el primer modelo en su concepto que Daimler AG sacará al mercado a mediados de 2019. Este Sport Utility Vehicle (SUV) va a sembrar muchas expectativas dentro de los consumidores que tienen como pagar una cuota importante para ahorrarle contaminación al planeta.

El maravilloso deportivo está provisto de tecnología Electric Intelligence, y será ensamblado en la planta de Bremen, Alemania. Su creación dará paso al arquetipo por el que se definirán las demás líneas de diseño que el fabricante producirá.

Quienes deseen imaginar al nuevo Mercedes-Benz EQC, habrán de poner su mente en blanco y dibujar un SUV de 4,76 metros de largo, 1,88 metros de ancho y 1,62 metros de altura.

Los conocedores aseguran que posee dimensiones similares a las de un GLC Coupé. Estas nuevas berlinas poseerán faros Multibeam LED, llantas aerodinámicas bitono de entre 19 y 21 pulgadas, y un envidiable maletero con una capacidad de unos 500 litros.

Como símbolo de estandarización y calidad, Daimler AG ofrece para este EQC dos líneas de equipamiento: Electric Art y AMG Line.

Tendrán una línea más deportiva, con faldones propios o llantas AMG de nuevo diseño y en diámetros de 20 y 21 pulgadas.

El paquete AMG Line interior suma volante deportivo AMG ensanchado, acero inoxidable en los pedales y tapizados en símil de cuero y microfibra.

Mercedes-Benz EQC estará creado para dar a su conductor más de 450 kilómetros de autonomía. El EQC cuenta con dos motores eléctricos asíncronos (eATS), uno en cada eje, cualidad que lo deriva en una carroza con tracción en las cuatro ruedas.

Además su sereno rugido mostrará una potencia total de unos 300 kW (408 CV) y un par motor máximo de 765 Nm.

El fabricante para el Mercedes-Benz EQC ha estipulado que ambos motores se alimenten de una batería de iones de litio con una capacidad de 80 kWh -cuenta con refrigeración líquida- ubicada bajo el suelo del vehículo.