Quantcast

Dos familias ingresaron a santuario para evitar deportación


Redacción El Sol Latino | 9/10/2018, 8:50 a.m.
Dos familias ingresaron a santuario para evitar deportación
Familias quieren evitar ser expulsadas del país. | Foto Cortesía

Una familia hondureña y otra jamaiquina, ingresaron a santuario en Germantown, Maryland, para salvaguardarse de una orden de deportación.

Las dos familias decidieron acogerse a santuario en First United Methodist (FUMCOG, por sus siglas en inglés) en un afán por detener el proceso de deportación que pesa en su contra.

Oneita y Clive Thompson arribaron a Estados Unidos hace 15 años tras huir de la violencia de pandillas en su natal Jamaica. De sus siete hijos dos son ciudadanos americanos. Según activistas comunitarios de Nuevo Santuario, a la pareja se le denegó la petición de asilo por lo que decidieron refugiarse en suelo religioso con sus hijos menores.

Por otra parte, Suyapa Reyes y sus cinco hijos, originales de Honduras, llegaron a este país huyendo también de la violencia con pandillas. También perdieron un caso por asilo, por lo que la madre ingresó al santuario con cuatro de sus cinco hijos.

Amigos, activistas comunitarios y otros curiosos se unieron en oración para lograr detener las deportaciones de estas familias y criticar la política de “cero tolerancia” del presidente Donald Trump para con los inmigrantes indocumentados.

“Es muy difícil pero muy valiente. Cuando no hay opción hay familias que están considerando esto para lograr mantener a los suyos unidos y muchas veces recurren a santuario para evitar la violencia”, sostuvo Blanca Pacheco, portavoz del Movimiento Nuevo Santuario.