Quantcast

Shaquem Griffin, el debut soñado en la NFL pese a tener una mano


Redacción Agencias | 9/13/2018, 4:33 p.m.
Shaquem Griffin, el debut soñado en la NFL pese a tener una mano
Shaquem Griffin protagonizó el debut más inspirador de la NFL. | Foto Cortesía

Shaquem Griffin nació el 25 de Septiembre de 1995, junto a su hermano gemelo, Shaquill. Los hermanos llegaron al mundo siendo casi idénticos, pero con una gran diferencia: Shaquem nació con “síndrome de bridas amnióticas”, una enfermedad en los dedos que afecta a más de 1.000 bebés al año en los Estados Unidos y que causa una sensación similar a la de una quemadura constante.

A los 4 años, la madre de Shaquem lo encontró en la cocina a medianoche tratando de cortarse la mano con un cuchillo. Era tanto el dolor del niño, que prefería cortarse la mano antes de continuar con la angustia diaria. A la mañana siguiente, su madre lo llevó al hospital para iniciar con los preparativos de la amputación.

A pesar de no contar con su mano izquierda, Shaquem destacó en varios deportes mientras crecía, al igual que su hermano Shaquill. Eran la típica pareja de gemelos, como los que vemos en las películas. Se vestían igual, tenían los mismos gestos y hasta los mismos cortes de cabello.

Los gemelos destacaron en el béisbol y en el fútbol americano durante sus años de preparatoria. Era tal el talento de Shaquem, que llegó a coronarse como campeón estatal en salto largo y fue el quinto mejor en la disciplina de triple salto en los Estados Unidos.

El más destacado en el fútbol americano era Shaquill. Fue perseguido por las mejores universidades del país, pero el menor de los Griffin tenía una condición inquebrantable a la hora de decidirse por una universidad: “solo iré si va mi hermano”. Muchos reclutas le recomendaron que dejara a Shaquem y avanzara, pero este se negaba. Ahí fue cuando la Universidad de Central Florida los reclutó y se convirtieron en dos de las grandes estrellas del fútbol universitario.

En 2017, Shaquill Griffin fue seleccionado en el draft de la NFL por los Seattle Seahawks, mientras que su hermano Shaquem continuó con su carrera universitaria al no recibir ofertas de ningún equipo. Era la primera vez desde 1995 que los hermanos estaban separados. Sin embargo, esto no detuvo a Shaquem. Por el contrario, esto lo motivó a tener su mejor temporada en la universidad. Su conjunto terminó el año con récord invicto (13-0) y Griffin fue nombrado el mejor jugador defensivo de su conferencia.

En el 2018 y por segundo año consecutivo, Shaquem Griffin no fue invitado al NFL Combine, un evento donde los mejores atletas universitarios van a demostrar sus habilidades de cara al draft que se realiza previo a la temporada regular. Por suerte, la liga luego cambió de opinión y lo incluyó en la lista de los atletas a participar. Los resultados fueron históricos…

Griffin corrió un 4.38 en la competencia de 40 yardas lisas, la marca más rápida para un linebacker desde 2003 y como si eso no era suficiente, levantó 102 kilos usando una mano prostética, completando un total de 20 repeticiones.

Esto abrió drásticamente los ojos de muchos equipos y reclutadores, incluyendo a los Seattle Seahawks, organización en el que jugaba su hermano menor. Los Seahhawks firmaron a Shaquem en la quinta ronda del draft de 2018 y tal como si fuera sacado de un cuento infantil, los hermanos jugarían para el mismo equipo una vez más.

Shaquem hizo su debut ante los Broncos de Denver el pasado domingo y tomó parte en 41 de las 74 jugadas a la defensiva que disputó su equipo. Acá el momento en el que Shaquem Griffin, junto a su hermano, fueron a saludar a mamá.

Esta ha sido una de las historias más conmovedoras del año y así mismo lo destacó la marca de ropa deportiva Nike al hacer de Griffin una de las caras de su campaña publicitaria “Just Do It”.