Quantcast

¿Son más inteligentes las mujeres por cuidar su piel?


Gustavo Rízquez | 9/25/2018, 11:09 a.m.
¿Son más inteligentes las mujeres por cuidar su piel?
Cuidar la piel es un régimen que debe ser inflexible si se desea alcanzar el éxito. | Foto Cortesía

El ancestral hábito que con acento despliega el género femenino en torno al cuidado de la piel, podría ser la razón por la que en su almacén de habilidades genéticas las mujeres posean una sensibilidad especial para detectar sutiles cambios en el entorno, una percepción singular en la determinación de patrones y una poderosa ponderación a lo estético.

De acuerdo al doctor Laurent Misery, profesor de dermatología en la Universidad de Bretaña Occidental y jefe del departamento de dermatología del Hospital Universitario de Brest. “la piel y el cerebro son hermanos embriológicos nostálgicos por su origen común: el ectoblasto. La piel es la prolongación periférica del sistema nervioso”.

Y es así que al ser la dermis y la epidermis el órgano más extenso del cuerpo, provisto de un sistema neurotransmisor “primo hermano de las neuronas”, que se puede validar que cualquier esfuerzo que se haga para tener una piel saludable contribuirá en el incremento de una inteligencia emocional y perceptiva superior. De allí que las mujeres hayan sacado a los hombres una milenaria ventaja.

Cuidar la piel, hidratarla, nutrirla, mantenerla provista de armas para que pueda enfrentar el perpetuo ataque de la intemperie, la radiación y los micro bombardeos químicos, tiene su base antropológica en la necesidad que han sentido las mujeres en tener afinado constantemente el sistema de defensa neuronal que todos “tenemos a flor de piel”.

El tema de belleza que nace de este ejercicio en el cuido de la piel las llevó a comprender las imperceptibles irradiaciones que las hace hábiles de electrificar las miradas a su alrededor, hecho que las convierte en un arma genética de seducción, manipulación y supremacía. La belleza es poder.

A continuación 10 consejos para que las mujeres se aseguren mayor poder, más inteligencia, incrementen sus influjos de seducción y mejoren el milenario arte de conquistar con el uso de la estética cualquier objetivo.

1- Primero que nada debemos advertir que los consejos no son opciones. Para que un plan de resultados requiere voluntad. El día que abandonamos retrocedemos. La primera recomendación es establecer el cuidado de la piel como una disciplina. Si no hay rigor, sin un régimen no habrá resultados. Las mujeres debemos internalizar que este proceso es para siempre.

2- Tenemos que borrar el estigma a la palabra rutina. El mercadeo ha colocado a esta práctica en un lado oscuro. Sin embargo no hay fuerza, creación o dominio que no haya nacido de la rutina. Si deseamos hacer que en nuestra piel radique el imperio que controlará al resto de los sentidos fuera de nostras mismas, tenemos que saber que tener una rutina es el cimiento que nos hará inquebrantablemente bellas.

3- Hidrátate apropiadamente. Estamos hablando del consumo de agua. Dos litros al día son necesarios. Este hábito te ayudará a tener un sistema de depuración necesario para el equilibrio de todo el organismo. Sigue este patrón: Dos vasos de agua al despertar, un vaso de agua media hora antes de cada comida, un vaso de agua antes de tomar un baño y otro antes de ir a dormir.