Quantcast

Venezuela recibe presión de la ONU para aceptar ayuda humanitaria


Gustavo Rízquez | 9/27/2018, 11:30 a.m.
Venezuela recibe presión de la ONU para aceptar ayuda humanitaria
El Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó la primera resolución de su historia sobre Venezuela, en la que insta al gobierno a aceptar ayuda humanitaria internacional. | Foto Cortesía

Instar al Gobierno de Venezuela a aceptar ayuda humanitaria internacional es el espíritu de la resolución que aprobó el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

El dictamen que puede considerarse único en la historia, desea colocar presión institucional sobre la administración de Nicolás Maduro, que se mantiene reacia a aceptar cooperación venida de otras naciones para paliar la escasez de alimentos y medicinas que afecta a la población.

El Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas es un organismo que fue creado el 15 de marzo de 2006 en elección de la Asamblea General con los votos en contra de Estados Unidos, Israel, Palaos y las Islas Marshall, y las abstenciones de Bielorrusia, Irán y Venezuela.

Para la aprobación de esta resolución destinada a Venezuela, 23 países votaron a favor, siete en contra y 17 se abstuvieron.

Jorge Valero, embajador venezolano ante la ONU en Ginebra, fue enérgico al condenar el lineamiento y consideró define "el comienzo de una escalada intervencionista" para conseguir la caída del gobierno y "establecer un mecanismo de tutela" extranjero sobre Venezuela.

Acusó a los países que promovieron la resolución de ser instrumentos de Estados Unidos e Israel en contra de su país.

Como ponente de la resolución, Claudio de la Puente, embajador de Perú ante el organismo multilateral, justificó la medida porque las naciones consideran que ha llegado el momento de que el Consejo atienda a una situación que ha provocado una diáspora en la que al menos dos millones de venezolanos han buscado acogida en otros países de la región.

La resolución aprobada además argumenta que debido a la falta de alimentos, fármacos y suministros médicos, es palpable en la nación caribeña "un aumento de la malnutrición".

El Gobierno de Venezuela ha rechazado en reiteradas oportunidades las ofertas de “ayuda humanitaria” por considerar esa práctica como una política intervencionista que ha sido usada en otras naciones con la finalidad de demoler desde adentro los cimientos de los Estados.

La resolución aprobada en Ginebra ha solicitado a Michelle Bachelet, la alta comisionada de la ONU para derechos humanos, que prepare un nuevo informe exhaustivo sobre la situación en Venezuela y que se lo presente en junio de 2019.