Quantcast

OTO-313: La cura para el tinnitus está más cerca


Gustavo Rízquez | 9/28/2018, 4:02 p.m.
OTO-313: La cura para el tinnitus está más cerca
El tinnitus es la percepción de un ruido o de un zumbido en los oídos que afecta a 1 de cada 5 personas aproximadamente. | Foto Cortesía

Las personas con tinnitus en el planeta son incontables. Ellas son abrazadas por la desesperación que genera estar marcado por un mal hasta hoy irreparable.

Muchas son las razones para que alguien perciba el sentimiento que engendra la pérdida total de la esperanza, sin embargo el gigante biofarmacéutico Otonomy, promete para el año que viene poner fin a los acúfenos y devolver la alegría y el silencio a millones de individuos.

Tinnitus, es el nombre que se le da a un padecimiento que se caracteriza por la presencia de un sonido o zumbido que solo escucha la persona que presenta el síntoma. Para ellos es audible un sonido parecido al de las cigarras, grillos, mosquitos, a un cliqueo o un silbido, que nadie a su alrededor escucha porque el origen está en el sistema auditivo.

Otonomy, la empresa farmacéutica californiana fundada en 2008 y que cotización de las acciones en la bolsa de valores, anunció a través de sus medios digitales que la fase experimental de OTO-313 concluyó con éxito y es cuestión de trámites para que la cura para el tinnitus sea una inyección que con una aplicación única haga desaparecer el mal.

OTO-313 es el nombre del fármaco con el que desde 2015 lidian en los laboratorios y que con evaluación de todos los protocolos, incluida la prueba en humanos, la comunidad científica ya lo considera la cura para el tinnitus o acúfenos.

De acuerdo a datos referenciales aportados por investigadores de esta específica clínica, se cree que alrededor del 5% de los adultos en el mundo padecen de acúfenos. Este dato hace inferir que serían millones de millones de personas que estarían dispuestas a pagar por un fármaco que extraiga de sus cabezas ese sonido fantasma que es percibido con muchísima más crueldad cuando el silencio es casi absoluto.

Qué se sabe del tinnitus

El tinnitus no es una enfermedad en sí misma; es un síntoma de un trastorno no diagnosticado, como la pérdida de la audición relacionada con la edad, una lesión del oído o un trastorno del aparato circulatorio.

Es una historia complicada que inicia con descubrimiento de los N-metil-D-aspartato (NMDA), unos receptores de glutamato presentes en las sinapsis neuronales. Desde ahora todos los que padecen el desagradable síntoma pueden responsabilizar del infierno en que viven a los NMDA.

Es así que los científicos de Otonomy desarrollaron el fármaco que en la actualidad se conoce con el nombre genérico OTO-311. La gacyclidina es el principio activo de esa potente droga que actúa en el receptor NMDA (uno de los 3 tipos de glutamato en nuestro cerebro) para reducir la hiperactividad de los nervios auditivos y poder combatir hasta diezmar el pitido en los oídos.

También nuestro resentimiento puede recaer en el glutamato. Se trata de una sustancia química de nuestro cerebro que hace que los nervios auditivos se vuelvan hiperactivos. Es precisamente esa hiperactividad la que haría que escuchemos el exasperante ruido en los oídos.